Bocados Enxebres en el Hostal de los Reyes Católicos - Santiago Compostela





  • Creo que no hace falta que os diga donde esta el Hostal, pero para los más despistados, os dejo una fotito que hice el otro día. En la Plaza del Obradoiro, donde la catedral.





La propuesta de "bocados", que tiene Paradores para su Restaurante Enxebre,  una carta sencilla, donde el cliente elige de una carta 4 bocados salados y postre, con un precio de  15 euros, como vereís en las fotos, son algo más que una tapa y creo que tiene un precio bastante bueno.


El restaurante fue reformado recientemente. Había comido aqui con unos amigos en Enero de este año y aún estaba la decoración antigua.

Lo reformaron todo. Tiene un aspecto mucho más agradable y moderno. La  cocina está a la vista. Hay una mesa central alargada, que siempre dan mucho juego a la hora de compartir mesa con otras personas desconocidas.



Aprovechando la reforma, en una de las paredes pusieron un mosaico-mural  de Javier Clavo, que estaba escondido en el Bar Real del Hostal, toda una obra de arte.



Nosotros cenamos varias de las propuestas de la carta de Bocados, así que os dejo las fotos y os voy contando de cada uno.


Bonito de Burela en escabeche con Torrija en Pan de Pasas, estaba muy sabroso y me gusto. Esta era la  Tapa del concurso de Tapas de Santiago de este año.


Salmorejo con Lomo de Anchoa en Aceite de Oliva, yo que no soy mucho de salmorejo, debo reconocer que estaba muy sabroso y la anchoa estaba muy rica.



Fritura de Manitas de Bogavante en cartucho, me gusto el sabor y la idea del cartucho


Huevos a baja temperatura y pilpil de cocochas de merluza, para mi la mejor de todas, un sabor estupendo y la mezcla me pareció perfecta.


Canelón de Presa de Bellota y Setas en Jugo de Trufas, una buena opción también


Y por ultimo un arroz negro de Sepia  con espárragos trigueros, muy sabroso y la idea de los espárragos le dio un punto muy interesante.


Y de postres un variado, queso, membrillo, tarta de castañas, y no recuerdo cual era el otro, ya sabéis que soy muy fan de los dulces y siempre me parece poca cantidad, pero es defecto mío, lo reconozco.

Como no podía faltar después de una estupenda cena, una foto de familia con todos los participantes.


Y mil gracias a Julio Castro y a Manuel Quintanar, responsables del Parador, por la invitación a participar en esta cena, y como no, al resto de los comensales por hacer una vez más, que me lo hubiese pasado tan bien y crear ese ambiente tan agradable.






2 comentarios:

  1. Veo que ha cambiado bastante desde la ultima vez que pase por alli, tanto en estetica como en el tipo de platos. Tenia todo muy buena pinta!! Lo apunto entre mis pendientes.

    ResponderEliminar
  2. Pues ya me contaras cuando les visites, y asi me hago una idea de tus impresiones, ya que conocias como estaba antes y como lo han dejado
    Muchas gracias por tu comentario Sandra

    ResponderEliminar