De los placeres de la tierra y el mar

¿Te gustan los planes alternativos y el turismo marinero?

Entonces este post te puede interesar.

A pesar de que en esta ocasión no fuimos al mar, sí estuvimos cerca de él. Además, el mar era el protagonista de la propuesta gastronómica del showcooking que se celebró durante el evento del que os hablo hoy.

Bluscus y la Bodega Quinta de Couselo diseñaron un plan perfecto. La cita: sábado, 12 de la mañana. Bluscus es una empresa de turismo marinero que organiza eventos para poner en valor el patrimonio marítimo y la cultura del mar. En su web podéis ver algunas de las rutas que organizan y aprender un poco más sobre esta empresa joven, fresca e innovadora.







 Ruta de Muíños do Folón e Picón: ruta con Bluscus

El programa diseñado por Bluscus con un paseo para conocer una zona de gran interés turístico como son los Muíños de Folón y Picón. Si no lo conocéis, os recomiendo visitarlo porque impresiona ver todos los molinos donde, hasta no hace muchos años, se molía trigo, maíz o centeno para consumo doméstico. El conjunto está integrado por 67 molinos que cuentan con la declaración de Bien de Interés Cultural. Los molinos fueron construidos entre los siglos XVII y XVIII. No os perdáis la vista del conjunto desde el punto más alto: vale la pena!













Showcooking y comida maridaje en Bodega Quinta de Couselo

Tras la ruta, era conveniente reponer fuerzas. Así que en la Bodega Quinta de Couselo nos esperaba el enólogo de la empresa, José Manuel Juste, acompañado del cocinero Alejandro Torres. Ambos elaboraron un maridaje entre los vinos y la deliciosa comida que nos esperaba.

Imagino que al ver las fotos podréis percibir el ‘buen rollito’ que caracterizaba el ambiente ese día. El día de sol espectacular y la fantástica decoración de la bodega contribuyeron a generar una atmósfera increíble.






A medida que salían los platos, José Manuel -el enólogo de Quinta Couselo- los iba acompañando con detalles sobre los vinos. Así, fuimos catando varios como el Quinta Couselo, El Turonia y Finca Viñoa. Todos ellos son vinos blancos. Entre tanto, el cocinero Alejandro Torres nos iba sorprendiendo con pescados con bruma marina, ensalada de tomate marinado con sardina, carpaccio de pulpo al olivo, entre otras exquisiteces. El colofón final lo puso el postre, con una suculenta tarta de almendra con helado artesano de canela.















Os animo a visitar la web de Bluscus y ver sus propuestas, ya que seguro que alguna encaja en vuestros gustos. Además, no dejéis de visitar la web de la Bodega Quinta Couselo. Allí podréis encontrar más información sobre sus vinos y propuestas relacionadas con el enoturismo.





0 comentarios: